Testimonios del Proyecto Agua en Lesbos 2019

PROEM-AID

Hoy queríamos dar voz a una pequeña muestra de los voluntarios y voluntarias de PROEMAID que están o han estado en Lesbos este año en el Proyecto Agua 2019.

Son equipos que rotan cada 15 días y que viven inténsamente lo que es cambiar una vida y ver como se pasa del miedo al mar, del trauma, a la confianza y a la risa. Barreras como el idioma, la cultura o cualquier otra se deshacen y cambia la vida de quien ayuda, tanto como de quien es ayudado.

Así han vivido su experiencia.

Empatía

Fátima y Cristina. Proyecto Agua Lesbos
“No hay nada más emocionante que algo que haces o vives la primera vez… La mujer a la que ayudo tiene 41 años y se baña por primera vez en el mar. En su cara se refleja la emoción, la ilusión y a la vez el miedo.
Agarra fuerte mi mano y aunque da pie, tiembla de miedo. Mientras le enseño la primera lección entre risas, se me vienen mil ideas a la cabeza, cuál será su historia, qué es lo que habrá pasado hasta llegar aquí, cómo habrá sido y es su vida,…. y sin remedio, porque apenas nos llevas unos años, comparo su vida con la mía y pienso que distinta es y ha sido mi vida y la suya….
Ella es Afgana, tiene 4 hijos y es refugiada, espera en un campamento de Lesbos, que un país le de asilo y allí comenzar una nueva vida con su familia. Cuando estoy en el agua con ella, la miro como intenta flotar en el agua y pienso …. ahora mismo está disfrutando tanto de este momento, que ni el pasado ni el futuro la atormentan, por una hora el proyecto agua la hecho libre.
Al terminar la clase me abraza agradecida y me dice que volverá el lunes. Sin entendernos por el idioma, nuestros corazones se unen y se llenan de tantas emociones que es difícil de expresar.
¡¡¡Gracias Proyecto Agua por tanto!!!”

Cristina, voluntaria de PROEMAID

 

Sin barreras

Proyecto Agua Lesbos sin barreras

“Él es nuestro amigo, del que hace poco os contamos que venía a la playa a ver las clases de natación y que no podía participar debido a su parálisis cerebral.

Ahora queremos contaros que finalmente se animó a meterse en el agua con nosotros y disfrutó, como cualquiera, del agua y de rodearse de buena gente.

PROEMAID y el proyecto Agua, sigue tratándolo como a cualquiér persona, dándole la dignidad que se merece. Porque esto es el Proyecto Agua, un proyecto sin barreras.”

Concha, voluntaria de PROEMAID

 

El "Big Brother"

“Mi amigo:

Es un niño afgano de 6 años, que vive en Lesbos con sus padres y un ‘Big Brother’ como él le llama.

Cada día, baja con su mochila a la espalda a dar sus clases de natación con la ilusión de cualquier niño de esa edad, con la diferencia de que él se encuentra en un lugar que no es su hogar, y sin saber muy bien porqué.
Te agarra la mano mientras camina rumbo a la playa, y sientes como lo hace como muestra de agradecimiento a mi trabajo con él.

No puedo dejar de pensar cada vez que lo miro, que por qué tiene que vivir esa infancia de la manera que lo está haciendo.

Acaso tiene algún niño la culpa de nada.???

Mañana será mi último día de clases con él, y lo haré disfrutar jugando al balón y aprendiendo a nadar como lo he hecho en estos 15 días.

Te deseo lo mejor, campeón.”

Dani, voluntario de PROEMAID

 

Las mujeres, grandes protagonistas en el Proyecto Agua

Mujeres Proyecto Agua Lesbos