blog

#RescatarActitud con el ERIE AHI de Cruz Roja Tenerife

By 08 de junio de 2021 No Comments

El viernes 4 de junio Óscar Palleiro charló con el equipo especializado en emergencias de Cruz Roja en Tenerife sobre la experiencia de ProemAID y las sinergias respecto al trabajo de ambas organizaciones con la realidad migratoria Canaria

ProemAID

El pasado viernes 4 de junio tuvimos un encuentro con el ERIE AHI de Cruz Roja de Santa Cruz de Tenerife para poder contarles nuestra experiencia en acogida durante la Crisis de los Refugiados de 2015. El encargado de trasladar lo visto, oído y vivido fue nuestro #VoluntarioProemAID de Galicia, Óscar Palleiro.

La charla duró 3 horas en las que 26 personas­– las permitidas según aforo por la covid-19– voluntarixs intervinientes y personal del equipo de emergencias especializado en ayuda humanitaria a inmigrantes pudieron conocer nuestros proyectos de rescate, nuestros protocolos en intervenciones que requieren de preparación profesional y los proyectos que nos dan la categoría de ONGD, los que nos permiten trabajar un rescate 360º y continuar con la labor en los lugares de acogida: concienciación, sensibilización e integración. 

Oscar Palleiro en el Centro Cultural de Los Cristianos

El lugar escogido para el encuentro fue el Centro Cultural de Los Cristianos, en Arona. Desde, especialmente, el último trimestre de 2020 y lo que llevamos de año este municipio es principal receptor de embarcaciones de personas migrantes en la isla de Tenerife. 

Foto de la página web de RTVE

El duro golpe que ha asestado la pandemia no solo ha tenido repercusión dentro de las fronteras de Europa, sino que se ha cebado especialmente con quienes ya se encontraban en las peores condiciones, tanto dentro como fuera del continente. Así, igual que muchas personas en nuestro país han tenido que buscar oportunidades y/o ayudas para poder continuar con la reproducción de su vida, otras tantas de fuera de él llaman a las puertas de Europa con el mismo objetivo. La desigualdad en las libertades para quienes son tratados como ciudadanos de segunda resulta especialmente irónica al indagar sobre la responsabilidad que tiene el sistema productivo y de consumo de lo que conocemos como países del Norte u Occidente sobre la falta de posibilidades de autogestión de lo que conocemos como países del Sur: este, que es un argumento entre muchos, tiene el suficiente peso como para invalidar cualquier discurso que trate de justificar poner vallas entre fronteras.

Foto de uno de los campamentos habilitados en las islas

Es especialmente ilustrativo el ejemplo que nos puso quien, cuando lo conocimos en nuestra visita en noviembre de 2020, era portavoz de CEAR en Canarias, Txema Santana

Un chico senegalés, entre otras cosas, vive en un país en el que las autoridades francesas participan en la definición de la política monetaria de su zona; a través de su teléfono reciben impactos sobre la vida en Francia; sus ídolos son franceses; tienen familiares en Francia y, lo más importante, su lengua oficial es el francés. Parte de la construcción de su identidad está relacionada con Francia, pero cuando buscan llegar al país que determina gran parte de su realidad se encuentran que no tienen la libertad de hacerlo.

Resulta irónico, llamativo y profundamente injusto: una situación que ha experimentado muy pocas variaciones o, al menos, variaciones que realmente beneficien a la autogestión del país, desde el final de la primera guerra mundial. Todo esto con el beneplácito y las facilidades ofrecidas por las élites que gobiernan en el país africano, instauradas cómodamente en este sistema que está promoviendo que el Atlántico se trague cientos de vidas de jóvenes desesperados. Acercarnos a la realidad de estos países, abrirnos a escuchar a quienes vienen huyendo de ellos, abandonar el asistencialismo norte- sur y estar receptivos a construir nuevos vínculos desde la igualdad, lo político y los derechos humanos.

Voluntarixs intervinientes y personal del equipo de emergencias especializado en ayuda humanitaria a inmigrantes de Cruz Roja en Tenerife