Las manos de Marga salvan vidas

PROEM-AID

No todos podemos tirarnos al mar y salvar a otro ser humano de morir en el Mediterráneo con nuestras propias manos. Pero los profesionales que sí lo hacen, los que arriesgan sus vidas voluntariamente, también necesitan una mano. Manos como las de Marga.

Marga vive en Mallorca y desde hace años realiza labores artesanales con las que colabora con PROEMAID.

Marga

Ella es un ejemplo de lo que es nuestro voluntariado: la voluntad de ayudar. Una ayuda anónima muchas veces, pero con una convicción tan grande, que es el motor de PROEMAID.

Queremos ser tus manos, tú eres nuestro motor.

Gracias Marga, y gracias a todas las personas voluntarias que nos hacéis seguir, cada día.