Érase una vez, Arnau

PROEM-AID

Arnau no era pequeño, pero aún no era grande. Vivía en su barrio, en una ciudad bonita y tenía muchos amigos que le querían. Arnau iba a pasear, jugaba, estaba con su familia y era feliz pero un día viendo la tele se enteró: no todas las personas vivían como él.

Le hizo muchas preguntas a su madre y aprendió que el mundo no era como su barrio: había guerras, que son como peleas, pero entre mucha gente, que se hace mucho daño, porque los adultos cuando se pelean son peores que los niños. 

Pero no toda la gente quería pelearse, los que no querían se tenían que ir de donde estaba la guerra, de sus barrios, de su cole y de sus casas. Muchos para escapar, llegaban al mar y a veces morían alli, porque nadie les encontraba: niños como él, niñas como sus amigas del cole, como los del parque, papás y mamás…

Mamá quiero ayudarles

La mamá de Arnau era muy lista y le explicó que además de gente que se pelea, había gente que ayudaba a los que no querían pelearse y habían tenido que escapar. 

Llamó a las personas que ayudaban a los que se perdían en el mar y les dijo:

– “Arnau va a ayudaros”.

Llaveros hechos por Arnau para ayudar a proemaid
Arnau colabora con proemaid

Aunque esto es solo un cuento, Arnau es un niño real de once años, y lleva ya dos haciendo unos preciosos llaveros con los que recauda fondos para PROEMAID.

Un pequeño héroe que salva vidas en el Egeo y el Mediterráneo desde su barrio.

Gracias Arnau, no cambies nunca.