Diario de abordo, 10 de febrero 2019.

PROEM-AID

En nuestra tercera jornada a bordo del Alan Kurdi y con el ánimo bien arriba tras la emoción que supuso conocer al padre y a la tía de Alan durante la ceremonia de rebautizo, nos encontramos con una situación inesperada: el tercer generador ha dejado de funcionar. Sin él no es posible zarpar.

escobillas diario de abordo
la pieza diario de abordo

Se nos encomienda la difícil misión de conseguir unas escobillas de generador de marca alemana construido en 1974 y que genera sorpresa cuando enseñamos una muestra a los vendedores de la isla.

La aventura dura horas y nos permite conocer los polígonos industriales más famosos de la isla.

Nos acompaña Julen, nuestro joven mecánico. Es de nacionalidad alemana, alto y risueño. Nos sigue y observa como hablamos con los locales siempre con una sonrisa en la cara y especialmente después de haberle invitado a comer paella en una parada técnica.

Resulta que por aquellas fortunas de la vida y cuando parecía estar todo perdido, encontramos, de manera fortuita, a un anciano llamado Matías que reconoce la pieza y nos invita a ir a su taller situado en un pueblito a las afueras de Palma. Su taller, pequeño y destartalado lo regenta su hijo y éste, con la cercanía y hospitalidad que caracteriza a las gentes de esta isla nos intenta ayudar también…

diario de a bordo, el generador
diario de abordo Alan Kurdi Proemaid

Finalmente, y tras buscar en una vieja caja de cartón encontramos algo que se asemeja a lo que buscamos pero que no resulta ser útil.

La partida pues ha de esperar como mínimo un día más hasta que llegue la pieza de Alemania. Pese a eso, los ánimos no decaen y la llegada de Pablo, nuestro cuarto miembro del equipo proemaid nos hace sentir que la familia crece y que estamos cada vez más cerca de cumplir la misión.