BASTA

PROEM-AID

La noticia está en todas partes: Oscar de 25 años murió ahogado intentando salvar a su hija Valeria de menos de dos años, arrastrada por el agua del Rio Grande, que se vieron obligados a cruzar para sobrevivir.

De nuevo las imágenes y la tristeza vuelven a dar la vuelta al mundo a través de los medios y redes.
Vuelve a nuestras retinas la imagen de Alan Kurdi en la playa, seguida de tantos otros, la mayoría sin nombre, que mueren sin necesidad. Y vuelve a sentirse esa furia visceral ante la injusticia de la muerte de aquel niño, tan difícil de explicar, pero tan humana.

Hace años convertimos la tristeza e indignación en determinación. Fue el #BASTA que dio origen a lo que hoy es PROEM-AID no podíamos seguir siendo testigos impasibles de muertes que pudieron haberse evitado.

Basta. No más muertes. Proemaid

Todo el mundo sabe que no ha sido un camino fácil, y que la sombra de la criminalización de la ayuda humanitaria ha sido y es la amenaza de la conciencia.

Pero cuando miles de personas anónimas siguen sembrando la tumba en la que se han convertido nuestros mares y rutas migratorias los derechos humanos no dejan espacio al miedo a un juicio, cuando sabes que #SalvarVidasNoEsDelito porque no puede ser que nos parezca normal dejar morir a otro

Nuestro apoyo a la ONG alemana SeaWatch con la que hemos compartido misiones hace unos años, y que ahora están en esa encrucijada, tomando la única decisión posible: salvar la vida de las 42 personas rescatadas mientras permanecen bloqueados por las autoridades italianas sin poder llegar a puerto.

Nuestra solidaridad también con ProactivaOpenArms que han decidido retomar las misiones de rescate en el #Mediterráneo Central.

En PROEM-AID seguimos #CondenadosASalvarVidas para que no se pierda #NiUnaMas